Para que una instalación fotovoltaica consiga el máximo rendimiento, todos sus componentes deben estar en el estado óptimo. La orientación de los paneles y su estructura tienen un papel esencial en este sentido.

Una instalación fotovoltaica genera energía apta para el consumo a través de la luz solar. Para que esta llegue a las células fotovoltaicas de manera óptima, es necesario que todos los aspectos de la instalación estén bien diseñados e instalados. Entre estos, la orientación que se elija para los paneles tiene mucha importancia. Gracias a una buena inclinación, se consigue el máximo rendimiento.

Para elegir qué tipo de inclinación habrá, es necesario, en primer lugar, hacer un estudio de la superficie donde se va a realizar la instalación. Si se elige bien la ubicación, se conseguirá un buen rendimiento.

En España contamos con un clima y localización que nos permite ser uno de los mejores países para disfrutar de las ventajas de la energía solar fotovoltaica. Así, en nuestro país se suele conseguir la mayor captación solar con inclinación de latitud y orientación al SUR (Azimut 180º). Esto sería lo óptimo para alcanzar el mejor rendimiento. Sin embargo, no en todos los lugares nos encontramos con condiciones que lo permitan. Por ello, se debe buscar la orientación e inclinación que más se acerque. Así, la pérdida de rendimiento será menor.

Así, se debe buscar la orientación al sur y la inclinación adecuada según permita la ubicación, para así lograr un rendimiento que se acerque al máximo. Si se cambia y se aleja de lo aconsejado, supondría pérdidas que podrían llegar al 50%. Así, queda claro la importancia de este aspecto en la instalación de un proyecto de energía solar fotovoltaica.

Otros aspectos a tener en cuenta: las sombras

Además, hay que tener en cuenta otros aspectos que pueden disminuir en rendimiento de la instalación, como es el caso de las sombras.

Puede ocurrir que en algún momento del día en la instalación se produzcan sombras por cercanía de árboles, tejados, chimeneas, antenas, etc. Esto afecta en gran medida al rendimiento de la instalación, ya que las células solares están conectadas entre sí. Si hay una sombra en alguna, sería como si se hubiera “taponado” el panel, de modo que su generación se reduciría o no tendría lugar.

En muchos casos, sin embargo, los paneles llevan lo que se denomina “diodo by-pass” que reduciría la pérdida. Sin embargo, es mejor obtener una buena localización para la instalación para no tener que preocuparse por estos problemas.

La importancia de las estructuras

Así, para lograr la orientación e inclinación perfectas, se utilizan las estructuras de soporte. Las estructuras permiten que los paneles se adapten a la ubicación elegida, y puedan tener la orientación e inclinación que más se acerque al sur. Tanto en cubiertas planas, tejados inclinados, estructuras en suelo, etc. se puede conseguir el máximo rendimiento gracias a las estructuras.

En SunSupport desarrollamos una oferta de productos orientados para dar respuesta a los más variados escenarios sobre los que soportan la mayoría de instalaciones fotovoltaicas.

Somos fabricante de estructuras portantes en instalaciones fotovoltaicas. Nuestro equipo de I+D  da respuesta a las demandas de instaladores y clientes, facilitando el montaje, elevando la seguridad y consiguiendo instalaciones fotovoltaicas más duraderas y rentables.


¿Tienes alguna duda sobre este blog o sobre los servicios que ofrecemos? Escríbenos


    He leído y acepto la política de privacidad