En SunSupport contamos con diferentes métodos y estructuras para que tu instalación fotovoltaica quede fijada a la perfección. En el artículo de hoy te mostramos las diferencias entre los anclajes hincados o por bloques de hormigón para las instalaciones en terreno.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de realizar una instalación fotovoltaica es analizar el tipo de terreno o cubierta donde se ubicará la instalación. Así, podremos saber cómo conseguir la óptima fijación de las estructuras. Al realizar instalaciones en terreno, contamos con dos opciones principales en nuestro catálogo para la correcta fijación de los mismos: la construcción de bases de hormigón para el anclaje de las estructuras sobre dichas bases o utilización de postes hincados. Estos sistemas son los más eficientes y utilizados para resolver todos los casos de parques fotovoltaicos y huertas solares.

Sistema de hincado por postes

El sistema de hincado mediante postes reduce tanto los tiempos de ejecución de las obras como los costes de realizarla. Este sistema permite clavar profundamente la estructura al terreno donde se ubicará.

En primer lugar, debemos realizar un Pull-Out Test para comprobar la viabilidad del terreno y la profundidad necesaria. Una vez asegurada la viabilidad y procediendo con la realización, se utiliza una maquinaria específica llamada máquina hincapostes. Esta máquina permite hincar las estructuras fotovoltaicas de forma rápida y eficaz. Gracias a ella, podemos conseguir hincar un poste por minuto y a una profundidad de hasta cuatro metros bajo tierra. De esta manera, se consigue resistir a los fenómenos climatológicos adversos como los fuertes vientos o las lluvias torrenciales.

Fijación mediante bloques de hormigón

La fijación por bancada de hormigón permite evitar los problemas que puedan surgir si no es viable la instalación mediante postes. Estos problemas se deben principalmente al hecho de que el nivel freático se encuentre cerca de la superficie. Por ello, queda bloqueada la opción de los postes metálicos, ya que el contacto del acero con el agua puede generar corrosión.

La fijación por bancada de hormigón consiste en hacer uso de bloques de hormigón armado con una unión atornillada a la estructura. Además, se realiza una excavación en el terreno con la finalidad de que los bloques queden colocados a ras del suelo. Solamente queda visible la parte superior de la bancada, de forma que se pueda manipular y atornillar los postes correctamente.

En SunSupport te asesoramos para que encuentres la mejor estructura para tu instalación fotovoltaica

Existen multitud de factores que pueden determinar que apostemos por una alternativa u otra. Por lo general, el sistema hincado es más económico ya que no requiere de hormigón, placas o tornillos. Pero por otra parte, es necesario que la instalación tenga un tamaño elevado, ya que si hay pocos postes el coste de la máquina sería demasiado alto. Las estructuras de hormigón se posicionan como la alternativa ideal para instalaciones de menor tamaño o con ciertos impedimentos geográficos.

En SunSupport contamos con un equipo especialista que te asesorará para ofrecerte la mejor alternativa para tu instalación. Realizamos un análisis del terreno para comprobar los costes de ambas opciones junto con la profundidad y superficie del terreno, evaluando así la viabilidad de ambas opciones. No dudes ponerte en contacto con nosotros para más información.